CONSEJOS ANTES DE VOLVER A COGER EL COCHE TRAS LA CUARENTENA

consejos-coger-coche-tras-cuarentena
1024 512 admin

A pesar de que los automóviles actuales están preparados para no deteriorarse, tenerlos parados durante largos periodos en la calle o en el garaje supone que el detrimento sea mayor que cuando se hace un uso constante de ellos, y no todos saben cómo afecta al coche estar en desuso durante tanto tiempo. Por eso, es recomendable tener en cuenta una serie de medidas para prevenir posibles consecuencias. Siguiendo los sencillos consejos expuestos a continuación, podrás evitar averías al volver a coger tu coche tras el confinamiento.

1. Realiza una primera inspección visual

Si tu coche ha estado aparcado en la vía pública, lo primero que debes revisar es la carrocería y las piezas externas, todo tiene que estar en perfecto estado para poder circular. Y si por el contrario ha estado metido en el garaje durante todo este tiempo, lo más importante será limpiar y desinfectar la superficie con el objetivo de evitar contagios.

A la hora de retomar el uso del vehículo, realizar una limpieza a fondo es muy aconsejable, tanto en el interior como en el exterior. Debemos prestar mayor atención a los elementos con los que mantenemos un contacto constante como son el volante, la palanca de cambios o el regulador del asiento; pero también los retrovisores si nuestro coche es antiguo, los tiradores de las puertas y el maletero. El mejor consejo es utilizar productos con altos porcentajes de alcohol, que son los mayores desinfectantes.

2. Antes de arrancar, abre el capó

Es importante antes de poner en marcha el vehículo abrir el capó para observar posibles fugas de fluidos como el líquido refrigerante, el aceite o el combustible y, en caso de detectarlas, rellenarlos hasta alcanzar los niveles adecuados.

3. Apaga todos los elementos que consuman batería antes de poner el contacto para arrancar

Durante el periodo de confinamiento es probable que el nivel de carga de la batería haya bajado. Antes de girar la llave y poner el contacto cerciórate de que estén apagados elementos como el ventilador, el equipo de sonido, luces interiores… Después acciona la puesta en marcha con el embrague pisado a fondo para que el motor de arranque no tenga que arrastrar los engranajes del cambio.

4. Vuelve a revisar posibles fugas de líquidos

Es conveniente, una vez esté el motor en marcha, volver a revisar el compartimento del motor por posibles fugas tras la activación.

5. Mantén el coche parado y con el motor encendido

Antes de iniciar la marcha es importante dejar que el motor y el aceite tomen algo de temperatura y que el aceite circule por todo el circuito. Se recomienda dejar el coche parado, arrancado, en punto muerto y al ralentí durante un par de minutos para que todos los sistemas se pongan en funcionamiento.

6. Acciona el freno y el embrague

Debes aprovechar ese par de minutos (antes de iniciar la marcha) con el motor arrancado y en punto muerto para pisar los pedales de freno y embrague, de manera que ambos sistemas hidráulicos se activen. Igualmente, debes girar lentamente el volante de tope a tope para que el fluido circule por el circuito de la dirección.

7. Comprueba las luces e intermitentes de tu coche

Ahora, antes de iniciar la marcha, es momento de que compruebes que todas las luces, de posición cortas, largas, de emergencia, de freno y antiniebla funcionan correctamente y no hay ninguna bombilla fundida. ¡Y no te olvides de los intermitentes!

8. Primer destino: estación de servicio

Cuando tu coche ya esté en movimiento, lo primero que debes hacer es ir a una estación de servicio para repostar combustible y para revisar la presión de los neumáticos ya que, con tanto tiempo de inactividad, es muy probable que hayan perdido presión.

9. Enciende el aire acondicionado

Independientemente de la temperatura, es conveniente conectar el aire acondicionado para que el gas del sistema circule por el circuito y se mantenga operativo.

10. Por último, da un buen paseo con el coche

Ponle Freno y AXA recomiendan hacer un primer recorrido de, aproximadamente, unos 45 minutos de duración, con el fin de que todos los sistemas y diferentes componentes mecánicos y eléctricos funcionen correctamente con su temperatura, nivel de carga y líquidos lubricantes adecuados. Así lograrás recuperar el total de la operatividad de tu coche.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí
Política de cookies