¿CÓMO VENDER EL COCHE DE UN FALLECIDO?

cómo-vender-coche-fallecido
1000 500 admin

La pérdida de un familiar por fallecimiento es un proceso muy doloroso pero, además, en numerosas ocasiones nos pone ante situaciones comprometidas que no sabemos cómo resolver. Ejemplo de ello son las gestiones necesarias para heredar un bien como puede ser un vehículo, convertirse en su propietario y posteriormente poder ponerlo a la venta sin ningún tipo de inconveniente legal. En un principio puede parecer complicado, pero en el fondo es tan sencillo como seguir unos pasos fundamentales que nos ayudarán a resolver la gestión.

1. Hacerse heredero del coche del difunto

Un heredero no puede transferir un vehículo cuyo titular ha fallecido a menos que se lleve a cabo la aceptación de una herencia. Se trata de un proceso necesario para transferir el coche a nuestro nombre, y la documentación necesaria será:

  • El Certificado de Defunción del propietario del automóvil expedido por el Registro Civil de la localidad en la que haya tenido lugar el fallecimiento
  • El Certificado de Últimas Voluntades expedido por el Registro General de Actos de Última Voluntad. Únicamente se podrá solicitar cuando hayan transcurrido 15 días hábiles desde la defunción del dueño del coche y siempre y cuando el propietario haya incluido el vehículo en su testamento. En este caso es necesario solicitar una copia autorizada del último testamento otorgado. En el caso de que el difunto no haya testado, se dan dos posibilidades: si el heredero es el cónyuge viudo, un ascendente o un descendente se recurre a la Declaración de Herederos abintestato por medio del Acta de Notoriedad, un procedimiento judicial sobre la herencia y la adjudicación de los bienes del que muere sin dejar testamento; si el que hereda es una hermano, sobrino o cualquier otro parentesco familiar que no sean de primera categoría, se procede al Auto Judicial de Declaración de Herederos que se obtiene en el Juzgado.
  • La Liquidación del Impuesto de Sucesiones, donde se recoge la relación de los bienes del fallecido que se presentan a Hacienda entre los cuales debe encontrarse el vehículo a heredar. Este documento debe ir acompañado de la Carta de Pago o de la Declaración de Exención de impuestos. Es muy importante conservar el justificante del pago del Impuesto de Sucesiones, o la exención del mismo. Los impresos de este impuesto pueden obtenerse en la Delegación de Hacienda de la comunidad autónoma correspondiente.
  • Los Documentos de Aceptación, Partición y Adjudicación de la Herencia, es decir, las instrucciones de reparto suscritas por los herederos, entre las que debe figurar el coche. Estos documentos pueden ser una Escritura Pública de Aceptación y Adjudicación de Herencia, o bien un Documento Particional Privado, de acuerdo con el Testamento o con la Declaración de Herederos y firmado por los herederos o por sus representantes.

2. Cambiar la titularidad del vehículo en Tráfico y en Hacienda

Una vez heredado el coche hay que conseguir la documentación necesaria para realizar el cambio de titularidad, la cual debe presentarse primero ante la Delegación local de Hacienda y después en la Jefatura Provincial de Tráfico.

  • Documentación del automóvil heredado, original y copia de la ficha técnica y del permiso de circulación.
  • Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en vigor.
  • DNI del heredero o nuevo propietario.
  • Una copia del Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) del año en vigor (conocido como «el número del coche»).
  • El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (modelo 620), impreso que se puede adquirir en la propia delegación de Hacienda. El importe que hay que pagar es el 4% de la valoración asignada al automóvil por la Consejería de Hacienda, en función del modelo y del año de matriculación.
  • Abonar una tasa de la Jefatura de Tráfico por el cambio de titularidad por un importe de 52,20 euros.
  • La Solicitud de Transmisión de Vehículo (de la DGT), en la que tiene que constar que la transmisión se ha hecho por herencia.

Un detalle importante a tener en cuenta es el tipo de heredero, es decir, si se trata de una persona física o jurídica. En función de si optamos por una u otra opción, la documentación es diferente. Si el cambio de titularidad es a una persona física, será necesario el Documento Nacional de Identidad (DNI) y el permiso de conducir en el caso de que la nacionalidad del individuo sea española. Si se trata de una persona extranjera, tendrá que aportar el documento de identidad expedido por su país de origen. En su defecto, el permiso de residencia, así como una copia compulsada de cualquier documento oficial en el que conste el domicilio en España. Por el contrario, si se trata de una persona jurídica, se debe aportar el CIF, el DNI de la persona que realice el trámite y el documento que certifique la legítima propiedad del vehículo.

Una vez obtenidos todos los impresos, se acudirá a Hacienda o a la Jefatura Provincial de Tráfico para pagar las tasas, siempre acompañados de aquellos documentos que nos acreditan como herederos del coche.

Hay que tener en cuenta que si una persona resulta heredera del vehículo dispone de 90 días, tomando como referencia la fecha en la que se emite el documento que le acredita como tal, para la expedición a su nombre del nuevo permiso de circulación, con el que se efectúa el cambio de titularidad del vehículo. Asimismo, si el heredero es menor de edad o está incapacitado, en la documentación que presente tienen que constar los datos y la firma de la persona que lo representa.

Finalmente, una vez que Tráfico expide el permiso de circulación a nombre del heredero donde éste figura como titular del coche, es posible vender el vehículo.

3. Nuevo cambio de titularidad del vehículo para venderlo

Una vez llegados a este punto, los trámites y la documentación necesaria para proceder a la venta del vehículo son los habituales. Deben cumplirse todos los pasos realizados en el primer cambio de titularidad, pero esta vez añadiendo un contrato de compraventa de coche utilizado entre particulares firmado por el comprador y por el vendedor. Además, se debe presentar la Declaración de Transmisión de Compraventa de vehículos usados (modelo 430). Se necesitan presentar cuatro copias de este impreso, también firmado tanto por comprador como por vendedor.

Por último, ¡no olvides tener en cuenta los siguientes detalles a la hora de vender tu coche!

  • Nunca entregues el coche si no dispones de una copia del contrato de venta y otra del DNI del comprador.
  • En el contrato debe constar la fecha y hora exactas en las que el coche fue vendido. Estos datos serán relevantes si en el futuro surgen problemas como un accidente.
  • El nuevo dueño no podrá sobrepasar los 15 días después de la compra para cambiar la titularidad del vehículo.
  • Es aconsejable que tanto vendedor como comprador acudan juntos al registro.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí
Política de cookies